sábado, 31 de enero de 2009

Nuevos modelos de negocio en la industria musical.

Por todos es sabido, que la industria musical, necesita reinventarse. Tras ver como su modelo de negocio de venta de discos fisicos se quedaban obsoletos y ver como las redes p2p proliferaban, han estado buscando nuevas formas de volver a recuperar el control que tenian antes de que internet llegara a todas nuestras casas.

Quizas no hayan sido las discograficas quienes estan encontrando nuevas vias de negocio, sino que son las empresas quienes sugieren el camino a seguir.

En la actulidad estan surgiendo numerosos sitios, donde es posible escuchar musica sin necesidad de descargarla, musica gratuita y a la carta.

Estos sitios permiten buscar, encontrar y disfrutar de la música bajo demanda creando auténticas emisoras musicales personalizadas.

Los usuarios pueden buscar canciones entre amplisimos catálogos, crear listas de reproducción, escuchar las listas de otras personas, escuchar radios de un grupo o estilos concretos, descubrir nuevas canciones o artistas gracias a las recomendaciones de otros usuarios o de las propias emisoras inteligentes.

Todo esto hace pensar que el auge de las redes p2p decrezca, ya que empieza a sonar obsoleto el hecho de descargarse música y almacenarla en un disco duro para posteriormente grabarlas en un cd o copiarlas en nuestro reproductor mp3 (siempre y cuando esten libres de el derrotado DRM)

Este tipo de modelos de negocio, compite con las tiendas de descarga online como las tiendas de los operadores de telefonia movil (aunque estas tienen una oferta mucho mas variada con contenido como juegos, videos, tonos o contenido para personalizar los teléfonos), iTunes o las tiendas de descarga online de los fabricantes de moviles. La competencia, se hace más fuerte aun.

Algunos de estos sitios, como por ejemplo Spotify, Imeem o Grooveshark están unicamente en ingles de momento. Ya español nos encontramos con Last.fm, Deezer o las españolas Rockola.fm o Yes.fm.

La tendencia es integrar la música con las redes sociales tal y como por ejemplo hace la británica Last.fm, donde se pueden consultar los conciertos de tus bandas preferidas o encontrar usuarios con gustos similares y crear comunidades alrededor de la música. MySpace ha realizado el camino inverso, comenzando como red social y ofreciendo ahora servicios de streaming,alcanzando el año pasado un acuerdo con las grandes discográficas para ofrecer cinco millones de canciones en streaming, un servicio disponible por el momento en EE.UU.

El modelo de negocio de de la música gratis (siguiendo el segundo libro de Chris Anderson, redactor jefe de la revista Wired y su idea del poder de lo gratuito) pasa por monetizarlo mediante la publicidad y cobrar a los usuarios por cuentas con algunos privilegios especiales o Premium. En estos casos, se ofrece una opción de pago, sin anuncios y con servicios de valor añadido. Por ejemplo, en Yes.fm, pagando 3,95 euros al mes, el internauta tiene acceso a todo el catálogo sin ningún tipo de restricción. En la modalidad gratuita, no se pueden incluir más de cuatro canciones del mismo artista en cada lista, que se reproduce de manera aleatoria.

Es interesante, ver un ejemplo concreto. Veamos como funciona, por ejemplo la española Yes.fm:
por ofrecer listas de reproducción cuyas canciones se escuchan de forma aleatoria, paga a Agedi (Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales) un 14% de los ingresos. Además, las discográficas reciben 1,5 céntimos de euro (no parece exagerado?) por cada canción que se escuche en streaming en el modelo de música a la carta sin restricciones. Por su parte, revierte a la SGAE un 11% de los ingresos.

Todo esto, pasa por crear unos modelos de negocios sostenibles y rentables, aunque siempre existen problemas legales segun paises, como por ejemplo el caso de Pandora, que se vio obligada a cerrar el acceso a su radio a los internautas no estadounidenses. O como la americana Spotify, que tanto está dando que hablar, por sus atractivos servicios. Andres Sehr,uno de sus creadores, explica que las discográficas están aplicando restricciones que harán que haya muchas canciones que no se puedan escuchar en algunos países o simplemente algunas que fueron completamente borradas. Por ese motivo si queremos hacer una lista de reproducción y compartirla con nuestros amigos de otros países podría no funcionar como debería. Parece que las discográficas no entienden que en internet no existen restricciones geograficas, por lo que este tipo de decisiones hacen que la gente vuelva a las redes p2p y se descarguen el disco del que le han hablado.

En la actualidad, existen algun otro modelo de negocio, como por ejemplo, la web Lala.com (solo disponible en EE.UU) permite al internauta subir las canciones que tenga en su disco duro a Internet, de forma que luego puede escucharlas vía streaming desde cualquier dispositivo con conexión. Además, se pueden escuchar numerosas canciones gratis.

No debemos perder de vista, tampoco, reproductores inteligentes como Songbird, el reproductor open-source altamente "customizable", con muchas funciones interesantes.

La industria musical evoluciona y hay que estar muy atentos para no quedarse atrás.

3 comentarios:

  1. Hola,

    gracias por la información sobre las plataformas de música bajo demanda. Ya pueden echarse a temblar las antiguas discográficas que parasitaban el sector.

    Recomiendo ver más modelos de negocio de la industria musical en:

    http://www.elblogdemarketing.com/tendencias-de-la-industria-musical-i-nuevos-modelos-de-negocio

    Por cierto, cual de estas redes musicales recomiendas?

    Saludos y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio,

    personalmente, creo que hay muchas interesantes, por sus particularidades. Quizas,cabe descatar Yes.fm, dado su intuitivo "look&feel" además de que, al igual que Rockola.fm, es española. De Rockola.fm, me encanta su interfaz en el que, pinchando en un determinado estado de ánimo segun el diagrama, reproduce un tipo de música u otra y te muestra información de la formación o grupo que suena en ese momento.
    De las extrangeras, probablemente me quedaría con Last.fm, ya que tiene una estupenda funcionalidad para los iPhones y iPods Touch y aglutina muchas funcionalidades de una red social que gira entorno a la música.

    Gracias por tu link ya que complementa muy bien la entrada. y por tu interés.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno Emilio de echarse a temblar nada, las discograficas de siempre estamos encantados con los servicios nuevos de streaming pq eston si s ehan creado bajo contratos y las escuchas que todos hacemos con monetizadas, las reglas del juego son mejores y no alegales como las del p2p.

    Por otro lado no es que las discográficas no entiendan que internet es una gran comuna sin fornteras, son las bandas quienes estan ahora jodiendo la marrana, que no os enterais, las discograficas no quieren incumplir contratos de distribucon limitada terrotorialmente q tienen con ciertas banda y que la demanda correspondiente les cruja. La limitacion de cierots, pocos, titulos en spotify viene dada por las bandas quienes por ejemplo tiene contrato de distribucion en españa con warner y en uk con xl recordings, si warner esta firmada con spoty,y xl recordongs no, warner no puede ofrecer la musica en uk ya que se arriesga a una demanda del management d ela banda o de xl por incumplimiento de contrato, las restricciones las imponene las bandas, no las disocs, que es que a veces os cegais.

    Por otro lado metallica, pink floyd, beatles, tool, oasis, etc... no quieren estar en streaming oh esos paladines del arte tan poco materialistas :-D

    ResponderEliminar